Aviso por los comentarios

AVISO: Es probable que en algunas redes sociales existan cuentas, muros o perfiles a mi nombre. NADA DE ESO ES VERDADERO.

Las únicas 2 (dos) vías de sociabilidad virtual que manejo son este blog y mi página en FB. Ninguna otra cuenta, muro o perfil —en Facebook, Twitter o donde sea— me representa. Por lo tanto, no me hago cargo de lo que ahí puedan decir o escribir personas inescrupulosas.

lunes, 6 de mayo de 2013

Premio Andrés Sabella 2013

Inesperadamente, la semana pasada me llamaron desde Antofagasta, Chile, para invitarme a la Feria del Libro FILZIC 2013 que se realiza en esa impresionante ciudad del norte chileno y a orillas del Pacífico.

Fue la narradora chilena Pía Barros la encargada de comunicarme que no podía faltar porque iba a recibir el "Premio Literario Andrés Sabella 2013".

Y en efecto, arribé a Antofagasta este sábado 4 por la mañana y el domingo 5 a la noche recibí el Premio en una emocionante y cálida ceremonia popular.

Este galardón fue establecido en 2011 por la comunidad de Antofagasta, en homenaje al más importante poeta y narrador que dio la ciudad. Sabella (1912-1989) fue además periodista, militante social y dibujante, y entre sus obras destaca su novela "Norte grande" (1944).

En 2011 recibió este premio Antonio Skármeta, y en 2012 el galardonado fue Hernán Rivera Letelier. Ambos autores nacieron en Antofagasta y se formaron, en cierto modo, al influjo de Sabella. Y por cierto Hernán, que volvió a esta ciudad y allí reside desde hace veinte años, me hizo el honor de acompañarme.

Ésta es la primera vez que se otorga el premio a un extranjero, y me dicen que el jurado subrayó que la decisión fue "por unanimidad y en reconocimiento a una vida dedicada a la literatura".

No puedo sentirme más honrado.

4 comentarios:

  1. vos te lo mereces Mempo, tu alegria es nuestra. Felicitacion es

    ResponderEliminar
  2. ¡Felicitaciones Mempo! Abrazo gigantísimo

    ResponderEliminar
  3. Mempo muchas felicitaciones, soy el nieto de Andrés Sabella

    ResponderEliminar